Enojadas por la falta de obras y de ventiladores en una escuela, mamás protagonizan una «encendida» protesta

0

El terremoto ocurrido en enero del 2021 dejó una gran cantidad de destrozos que aún no son reparados por completo en la Escuela Jose Rudecindo Rojo, ubicada en calle Aberastain y 14, en Pocito. Eso y la falta de ventiladores motivó a los padres y madres a que se manifestaran este miércoles en la puerta del establecimiento educativo.

Como fueron pocos los que fueron parte de la protesta, optaron por prender fuego neumáticos en medio de la calle para hacerse ver y que su reclamo se hiciera más fuerte. La movilización comenzó poco después de las 9 y se extendió sólo durante algunas horas, ya que después efectivos policiales les solicitaron que se retiraran.

Según contó a Telesol Diario una de las mamás que prefirió ocultar su identidad por miedo a represalias, el establecimiento educativo quedó «destruido» por el terremoto. Desde ese momento a la actualidad siguen con obras de reparación, las cuales aseguran que «van muy lentas». Es por ello que los estudiantes deben convivir con los ruidos que los trabajadores realizan, el cual los complica para concentrarse en sus estudios.

«La escuela está destrozada, las aulas están rotas y sólo les ponen parches, tapan las grietas con cemento y pintura nada más. Si hay otro terremoto esto se va a caer directamente», dijo la mamá.

Los padres de los chicos temen que haya otro movimiento sísmico y sus pequeños sufran las consecuencias, por lo que decidieron reclamar para así obtener una respuesta. Tomaron esta decisión debido a que anteriormente realizaron notas a los directivos y nada ocurrió. Ahora, tenían pensado movilizarse y llegar hasta el Ministerio de Educación para que les explique la razón de la demora de las obras.

Además, quieren que les coloquen ventiladores porque los alumnos sufren mucho con las altas temperaturas y las olas de calor que hay en San Juan. «Los chicos que van en la tarde salen morados del calor«, dijo la mamá.

Ahora, buscan reclamar seguido para que sus hijos asistan a clases y no sufran ni por el calor ni por los fuertes ruidos.

Los comentarios están cerrados.