Dmitry Zaks

14/05/2022 12:41

Actualizado al 14/05/2022 12:41

Bajo los escombros de lo que fue la escuela de Bilogorivka, en el Donbas ucraniano, el sótano aún humea una semana después del bombardeo que las autoridades de Kiev califican de uno de los peores crímenes cometidos por el ejército ruso desde el inicio de su invasión, el 24 de febrero.

El 7 de mayo, 60 civiles murieron en la escuela de este pueblo, según las autoridades ucranianas.

Bilogorivka es testigo de la feroz batalla que se libra en este rincón de la región de Lugansk, que junto con Donetsk conforma el Donbas, la región separatista prorrusa que desafía a Kiev.

En la aldea, casi desierta, varios edificios siguen ardiendo, las rutas están plagadas de material militar abandonado y en las inmediaciones se oyen disparos de artillería.

Por primera vez en una semana, Vladimir Guerasimenko salió del sótano donde estaba refugiado aprovechando una breve tregua de los combates. No se cree lo que ve.

The remains of a military vehicle is seen following Russian military shelling of the village of Bilogorivka, Lugansk region, eastern Ukraine, pictured on May 13, 2022. (Photo by Yasuyoshi CHIBA / AFP)

The remains of a military vehicle is seen following Russian military shelling of the village of Bilogorivka, Lugansk region, eastern Ukraine, pictured on May 13, 2022. (Photo by Yasuyoshi CHIBA / AFP)

Día 80 de la guerra en fotos: la cantidad de ucranianos que han huido de su país alcanza hoy los 6,11 millones Mirá también

Día 80 de la guerra en fotos: la cantidad de ucranianos que han huido de su país alcanza hoy los 6,11 millones

"El mundo se volteó", dice este hombre de 70 años al mirar los escombros de la escuela, construida en esa aldea minera por las autoridades soviéticas después de la segunda guerra mundial.

"Los eslavos matan a los eslavos. ¿Quién sabe por qué o para qué?", se pregunta.

Escuelas bombardeadas

Los bombardeos de escuelas -muchas de las cuales fueron transformadas en refugios para civiles y militares ucranianos- se volvieron frecuentes en estas zonas de combate.

Durante una reunión del Consejo de seguridad el jueves, la ONU pidió que cesaran los bombardeos contra estos establecimientos y denunció que se usaran para fines militares.

El embajador ruso en la ONU, Vassily Nebenzia, calificó de "absurdas" las acusaciones según las cuales Moscú apuntaba deliberadamente a escuelas.

En la de Bilogorivka, ya no hay rastro de vida ni cuerpos, incluso en la parte menos afectada del sótano. El ataque dejó un gran hoyo en medio del edificio. Lo único que queda es una cobertura térmica dorada de supervivencia.

guerra-donbas

Según dijo el gobernador regional Sergei Gaidai al día siguiente del bombardeo, 27 personas pudieron ser rescatadas.

El ataque se produjo cuando los rusos llevan tres semanas intentando cruzar el ahora estratégico río Siverskyi Donets, que discurre al norte de Bilogorika.

Las fuerzas ucranianas aseguran haber frenado varios avances rusos, pero los militares enviados por Moscú cruzaron el río más hacia el oeste como parte de su avance hacia Kramatorsk, la capital de facto de la parte del Donbas todavía bajo control de Ucrania.

Sin embargo, la contraofensiva ucraniana en Bilogorivka les impide cercar por completo las ciudades gemelas de Severodonetsk y Lisichansk, que ahora están casi desiertas, privadas de agua y de servicios esenciales.

Son el último gran reducto de resistencia ucraniana en esta región de Lugansk.

"Me iría, pero no hay nadie que me ayude a escapar", dice Margarita Kovalenko, una vecina de Guerasimenko.

Bomberos ucranianos apagan el incendio sobre los escombros de una escuela atacada en la región de Lugansk el 7 de mayo. Foto: AFP

Bomberos ucranianos apagan el incendio sobre los escombros de una escuela atacada en la región de Lugansk el 7 de mayo. Foto: AFP

"De lo que sé, ya solo quedamos cuatro en esta calle", agrega Olga, la esposa de Guerasimenko. "Nosotros tres, que permanecimos siempre en el sótano, y un joven al final de la calle".

Disparos permanentes

En Bilogorivka no se ven soldados rusos, aunque aún se oyen disparos desde las colinas al norte del pueblo.

Un coche lleno de soldados ucranianos se detiene tras pasar por un puesto de control abandonado. Los hombres toman sus posiciones en silencio, colocando sus armas en las puertas abiertas del vehículo, vigilando cualquier movimiento al otro extremo de la calle.

Guerasimenko, ingeniero de formación, admite que se sentiría más en seguridad si los rusos tomaran el pueblo.

"Los rusos ayudaron a las regiones de Lugansk y Donetsk en los momentos más difíciles", dice, en referencia a los últimos ocho años de conflicto ruso-ucraniano por el control de la región, un reflejo del frecuente sentimiento prorruso en esta parte del Donbás.

Fuente: AFP

CB

Mirá también Guerra Rusia-Ucrania: Finlandia confirma que pedirá entrar a la OTAN y Vladimir Putin reitera sus advertencias

Guerra Rusia-Ucrania: Finlandia confirma que pedirá entrar a la OTAN y Vladimir Putin reitera sus advertencias

Guerra en Ucrania: "Mejor muerto que cautivo", el triste consuelo de la madre de un soldado caído en la acería de Azovstal

Guerra en Ucrania: “Mejor muerto que cautivo”, el triste consuelo de la madre de un soldado caído en la acería de Azovstal

Recibir newsletter