“La matanza del Jueves de Corpus” ocurrió el 10 de junio de 1971. Aún hoy no se sabe cuántos murieron.

10/06/2021 10:04

Actualizado al 10/06/2021 10:21

La película "Roma" de Alfonso Cuarón los muestra. A los atacantes. A "Los Halcones", un tipos armados con palos y cañas de bambú. Paramilitares, financiados por el gobierno, dispuestos a matar y rematar. Sus víctimas, estudiantes, en los primeros pasos de una manifestándose en Ciudad de México hace este viernes 50 años. No se sabe cuántos murieron. Algunos dice 120. Pero no se sabe.

Ese 10 de junio de 1971 quedó marcado en la historia como "El Halconazo" o la "La matanza del Jueves de Corpus", otro día negro para la historia en México.

El ataque es una de las escenas más dramáticas en la película de Cuarón, porque refleja el entorno social y político de los mexicanos en esa época.

Enfrentamientos a palazos en Ciudad de México. Foto: AFP

Enfrentamientos a palazos en Ciudad de México. Foto: AFP

Los estudiantes, cientos, se habían preparado en el atardecer a marchar para exigir la liberación de presos políticos y más presupuesto para la educación, entre otras demandas.

La marcha finalmente avanza. No tienen idea esos jóvenes que al cabo de dos cuadras el mundo se les acaba.

Eso ocurre cuando aparecen decenas de hombres con palos y varas de bambú. Golpean violentamente todo a su paso. Y empieza la guerra.

Los estudiantes responden con lo que hay: piedras y palos, pero entonces los agresores desenfundan las armas: rifles y pistolas.

El contexto

Los estudiantes, chicos de entre 14 y 22 años, que ese día salieron a la calle eran en su mayoría de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y el Instituto Politécnico Nacional (IPN). Apoyaban la huelga de la Universidad de Nuevo León (UANL). El plan era reunirse en una estación del metro y ahí marchar hacia el Zócalo.

A finales de la década de 1960, con las reformas de apertura democrática del entonces presidente Luis Echeverría Álvarez (1970 -1976 del PRI), profesores y estudiantes de la UNAL presentaron una ley orgánica donde se proponía un gobierno paritario.

Esa ley llevó a la Rectoría Héctor Ulises Leal Flores en 1971. En total desacuerdo, el gobierno redujo los presupuestos y obligó al Consejo Universitario a aprobar un nuevo proyecto de ley donde se suprimía la autonomía de la universidad.

El resultado: los estudiantes salieron a las calles a manifestar su descontento y, quienes integraban el comité estudiantil, pidieron a las demás universidades del país su apoyo. Tanto la UNAM como el IPN respondieron, decidieron unirse y realizar una manifestación masiva el 10 de junio de 1971, que terminaría en una carnicería.

Los hechos

Los Halcones era un grupo formado por militares y jóvenes reclutados en barrios marginados y violentos de la capital mexicana, con un propósito: aplastar cualquier atisbo de protesta o manifestación.

No se sabe cuántas personas llegaron a integrar este grupo que nació antes de 1971 y que ya había dejado sus huellas en otra matanza; la masacre en Tlatelolco el 2 de octubre de 1968.

Estudiantes huyen de los agresores. Foto: AFP

Estudiantes huyen de los agresores. Foto: AFP

Pero el grupo siempre estuvo rodeado de secretos y sombras, y sus orígenes carecen de datos certeros.

Algunas revisiones históricas dicen que fueron entrenados por militares de México y Estados Unidos, es decir la CIA, a finales de la década del 60.

El 10 de junio del 71 llegaron armados con palos y porras, pero luego contaron con balas calibre 45 y carabinas 30 M-2. Abrieron fuego contra los estudiantes, que corrieron para salvar sus vidas. Muchos se escondieron, pero no les alcanzó.

Los "Halcones" llegaron en camiones, camionetas grises y transportes de granaderos. Atacaron brutalmente a los estudiantes desde las calles aledañas a la Avenida de los Maestros. La policía no intervino.

La matanza no terminó en las calles. Se trasladó a las salas de emergencia de los hospitales, donde Los Halcones remataron a los heridos en los quirófanos e intimidaron a médicos y enfermeras para que no los atendieran.

Estudiantes detenidos. Foto: AFP

Estudiantes detenidos. Foto: AFP

Al día de hoy no se sabe cuántos murieron, cuántos desaparecieron y cuántos resultaron heridos. Tampoco hay culpables.

Luis Echeverría Álvarez fue jurídicamente exonerado de toda culpa en 2009, por falta de evidencia tangible.

La cifra oficial se quedó clavada en 120 muertos, y cientos de heridos, entre estudiantes, civiles y periodistas.

Redacción Clarín

ap​

Mirá también


Quién fue el Negro Durazo, el jefe de Policía mexicano que se jactaba de haber torturado al Che Guevara y a Fidel Castro

Quién fue el Negro Durazo, el jefe de Policía mexicano que se jactaba de haber torturado al Che Guevara y a Fidel Castro


Alfonso Cuarón: la vida sin primeros planos

Alfonso Cuarón: la vida sin primeros planos

Recibir newsletter