Silvia Saravia, la Coordinadora Nacional del Movimiento Barrios de Pie, una de las organizaciones que participó de la Marcha Federal Piquetera, luce conforme con la cantidad de personas que se movilizaron a lo largo de tres días. Pero pide medidas “urgentes” ante una situación social que considera “dramática” y no se priva de opinar sobre aquellos movimientos sociales alineados con el Gobierno, con representación en el Ejecutivo, que no acompañaron la protesta.

“El balance que hacemos de la marcha es altamente positivo, a lo largo de estos días la movilización fue impresionante, con actos en todas las provincias y mucha gente que con sus ganas asistió. Esto es un mensaje claro para el Gobierno que niega la realidad: estamos viviendo una situación social dramática y se deben tomar medidas urgentes”, expresó la dirigente social en una conversación que mantuvo con PERFIL.

Desde su visión, la Casa Rosada tendría que avanzar “con una ampliación de la asistencia alimentaria porque gracias a la inflación de los últimos meses los montos quedaron desactualizados y están muy lejos de cubrir los costos de la canasta básica”. Y coloca el acento en el programa oficial Potenciar Trabajo: “Necesitamos que se amplíe y hoy no tiene presupuesto”, disparó la líder de una agrupación que nuclea a 50 mil personas en todo el país.

Otra propuesta que la dirigente social coloca sobre la mesa está relacionada con la creación de fuentes laborales: “Tenemos un plan para crear un millón de puestos de trabajo genuinos, que es totalmente viable, es algo que hemos presentado en distintas conversaciones con el ministro. Porque para nosotros de esta crisis se sale con empleo. Por eso hay que fortalecer a las Pymes y generar un plan de viviendas”. Y sostuvo que cualquier esfuerzo es insuficiente “si no se controla la inflación, tienen que existir medidas concretas para poner un freno a la suba de precios que se están comiendo los ingresos de millones de personas”.

Pese a esta situación compleja, Saravia valoró el diálogo que mantienen con el Ministerio de Desarrollo Social que lidera Juan Zabaleta aunque dejó en claro que estos momentos requieren “respuestas inmediatas, hay un deterioro del tejido social que es generalizado, lo vemos en los barrios, en las calles”.

Por otro lado, le dejó un mensaje a aquellos dirigentes de movimientos sociales que se encuentran en el Gobierno y no participaron de la convocatoria que motorizó Unidad Piquetera: “No es malo que formen parte del Gobierno, es parte de su decisión. Lo que sí creo es que los dirigentes deberían continuar representando a su gente, a las bases, que hoy la están pasando muy mal. Y veo que justifican la realidad y se separan de las bases para mantener un cargo”.

Cabe destacar que la Marcha Federal se gestó en marzo y formó parte de “un plan de lucha”, que incluyó cortes de ruta, acampes, caravanas y actos, “frente al ajuste, el avance de la miseria en los barrios y el pacto que el Gobierno firmó con el FMI”, tal como expresaron las agrupaciones involucradas, que lograron reunir el último jueves en Plaza de Mayo más de cien mil personas.

La convocatoria fue avalada por el Polo Obrero, el Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS), el PO, la Corriente Clasista y Combativa (CCC), Barrios de Pie Libres del Sur, CUBA-MTR, Movimiento Teresa Rodríguez 12 de abril (MTR), el MST, el Movimiento Territorial de Liberación Rebelde (MTL), el Frente Popular Darío Santillán, el MTD Aníbal Verón y el Frente de Organizaciones en Lucha (FOL).

También te puede interesar

En esta Nota