Con un fuerte operativo de seguridad, iniciaron este miércoles las audiencias en Flagrancia por el intento de saqueo a ChangoMás y otra, por saqueo a una distribuidora en Rawson. El Ministerio Público Fiscal pedirá al juez importantes penas, las que de ser consideradas tal cual, implicarían imputaciones con prisión preventiva y sentencia con cárcel.

Se conoció que, además, hay propuesta de un juicio abreviado que de prosperar tendría resolución en la jornada. De lo contrario, el proceso se resolverá en otra instancia pero que no se extendería más allá de la semana próxima.

Para el saqueo a la distribuidora, se imputará el delito de «robo agravado por ser cometido con intervención de menores, en poblado y banda» y en ChangoMás, «tentativa de robo» con los mismos agravantes. La fiscal coordinadora Viriginia Branca estará a cargo del caso de la distribuidora y por el supermercado, actuará el también fiscal coordinador, Pablo Martín.

La pena a la que se exponen quienes saquearon el comercio distribuidor, la pena que va de 3 a 10 años, «se eleva un tercio en el mínimo y en el máximo»: con ello, irá de 4 a 13 años y medio. «Nosotros proponemos esas penas y esto se someterá a la decisión de un juez. Si acepta la calificación como la pena, será una condena de cumplimiento efectivo. El juez puede llegar a cambiar la interpretación, cuando intervienen menores», expresó ayer Branca en radio Estación Claridad. Los imputados son 10.

Por otra parte, en la causa de intento de saqueo a ChangoMás, los 11 imputados podrían ser condenados a 2 años y 8 meses como mínimo, a un máximo de 6 años y 8 meses.