Un hombre detectó una caja negra apoyada en la reja perimetral del Congreso de la Nación y se activaron las alarmas. La Policía hizo detonar la caja: sólo contenía manuales y libros.