La historia de los refranes: “Quien mucho abarca, poco aprieta”

4

Otro que nace en la Biblia. Siglos después el refranero español se adjudicó la paternidad, no por apropiador sino porque a los españoles, más que conversar, les gusta refranear. Y les apetece abarcarlo todo.

Los comentarios están cerrados.